Buscan castigar el robo de agua con penas de hasta 6 años de prisión

Un diputado de Morena asegura que el robo del líquido tiene un mercado de más de mil millones de pesos; aprueban proyecto de acuerdo

En el Congreso mexiquense avanzó la propuesta para tipificar el delito de huachicoleo de agua y sancionarlo con hasta ocho años de prisión.

Ayer, las comisiones legislativas de Procuración y Administración de Justicia y Recursos Hidráulicos aprobaron por unanimidad esta iniciativa de la bancada de Morena para reformar el Código Penal del Estado de México.

De acuerdo con estimaciones de los propios legisladores, este robo de agua potable de ductos o infraestructura hidráulica genera en Ecatepec ganancias por al menos mil millones de pesos al año.

La reforma indica que habrá sanciones contra quien distribuya o suministre agua potable a través de pipas u otros medios de almacenamiento, sin contar con el permiso correspondiente.

También se sancionará la extracción del vital líquido cuando provenga de una fuente de abastecimiento distinta o diversa a la autorizada, señala un comunicado de la bancada de Morena.

Por separado, el diputado local, Daniel Sibaja González, indicó que las personas o grupos que sustraigan agua en el Estado de México podrían recibir de 3 a 6 años de cárcel.

“Tenemos que utilizar la ley para corregir esos errores y que no haya más robo de agua”, dijo Sibaja González.

El legislador del grupo parlamentario de Morena estimó que la sustracción de agua se hace por millones de litros o de forma industrial.

Aclaró que no son las pipas comerciales que acuden a domicilios y negocios, sino buques con capacidad para transportar 30 mil litros.

Detalló que en la ley está propuesta que la vigilancia de la infraestructura hídrica, tanto de carácter estatal como municipal, esté a cargo de la policía del Estado de México gracias a la reforma del Código Penal mexiquense.

“¿Qué hicimos?, acotarlo, dejarlo muy bien establecido para que las autoridades puedan intervenir.

“Otro tema complicado era, ¿cómo pruebas que el agua fue sustraída de esa red?, por eso reformó la ley y el Código”.

Explicó que fue complicado llegar a un acuerdo en las sesiones de análisis para determinar bajo quién estará el resguardo de líquido.

“Todos se echaban la bolita, por eso es un tema que creo se avanzó mucho; el gobierno federal decía ‘eso no me corresponde’; el gobierno estatal: ‘es que a mí no me corresponde’; y el municipio: ‘no tengo la capacidad’”.

Destacó que la iniciativa cuenta con el visto bueno de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) y de la Secretaría de Seguridad.

Adicionalmente se integró una mesa técnica para hacer valer las modificaciones contempladas a la ley, añadió.

“De nada sirve que la ley no se aplique, lo hicimos para que justo se pueda aplicar y haya cambios”.

Mencionó que este es recurso es vital para los seres humanos, así como para los demás ecosistemas.

“Al menos en mi municipio hay más de 600 mil personas sin agua, es un tema muy delicado, hay personas que les venden a diestra y siniestra”, ejemplificó.

De acuerdo con un comunicado de Morena, la propuesta establece que en caso de que la persona que disponga, supervise, controle, maneje, o por su encargo o comisión, pueda abastecer o facilitar la sustracción de agua potable de la infraestructura hidráulica estatal, y sea servidora pública, además de las penas señaladas se incrementará con una mitad adicional.

Se prevé que dicho acuerdo sea turnado al pleno legislativo para su votación antes de que concluya el actual periodo ordinario de sesiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.