VIDEO l Así surgió el pleito en el partido entre Querétaro y Atlas

Recién pasados los 62 minutos de juego, aficionados de Querétaro y Atlas protagonizaron una riña que causó que familias invadieran el terreno de juego escapando de la pelea, de la cual algunos asistentes han denunciado que fue planeada.

Y es que en entrevista con Mediotiempo, uno de los integrantes de la Barra 51 del Atlas explicó que la pelea se produjo por circunstancias muy extrañas pues se combinaron factores que dieron lugar a que la riña se facilitara.

“Una experiencia desagradable. Esto no puede pasar en una cancha de primera división del futbol mexicano. Con ninguna garantía, no hay patrullas, no hay policía porque el Club Querétaro sólo paga la seguridad privada pero no la pública”, declaró.

De acuerdo con el integrante de la Barra 51, los heridos de gravedad fueron de ambos lados pues las dos barras comenzaron las agresiones; sin embargo, también compartió que la seguridad fue la que permitió todos los hechos.

“Yo no sé a quien se le ocurre meter a una barra visitante en un tiro de esquina y sin seguridad ni nada. Estaban persiguiendo a alguien del Atlas, luego abrieron todas las puertas y se descontroló todo. Esto duró como unos 20 minutos o media hora y no hubo presencia de una autoridad”, precisó.

De hecho, varios testigos y fuentes han explicado que la zona donde se encontraban los aficionados del Atlas fue invadida por aficionados de Querétaro, quienes en varias ocasiones trataron de tirar la reja que dividía la sección.

“Ahí te tienes que defender como puedas, porque no había una autoridad ni seguridad“, declaró el miembro de la Barra 51 del Atlas, quien llevaba a un niño de 10 años.

A su vez, el aficionado reveló que desde el ingreso al Estadio Corregidora comenzaron las hostilidades hacia las personas que portaban una playera del Atlas, lo cual ya podía prever lo que sucedería.

Querétaro en vilo
En redes sociales circularon videos en los que se puede ver cómo algunos aficionados, presumiblemente del Atlas, yacen inertes, desnudos y ensangrentados en las inmediaciones del estadio.

“Tratamos de identificar con los videos a los que tenemos (hospitalizados) y ya identificamos a tres, pero están estables y vivos, aunque la imagen pudiera decir otra cosa, pero no tenemos defunciones”, dijo la secretaria de salud del estado, María Pérez Rendón.

Kuri dijo que el total de heridos asciende a 26, de los cuales tres ya fueron dados de alta. Hay tres en condición grave, 10 delicados y 10 sin gravedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.