Denuncian constantes asaltos en puentes peatonales de Avenida Alfredo del Mazo

La falta de iluminación y falta de vigilancia en el bajo-puente del distribuidor vial de la avenida Alfredo del Mazo en Toluca, ha facilitado a delincuentes la posibilidad de asaltar a transeúntes.

De acuerdo con denuncias ciudadanas, los asaltos ocurren sobre todo por la noche; por tanto piden a las autoridades mayor vigilancia en dicha zona.

«Yo trabajo aquí en el Chedraui, entro a las 11 y salgo alrededor de las 19:00 horas, cuando ya esta oscuro. Tengo que cruzar Alfredo del Mazo para tomar mi autobús y si está medio peligroso caminar por aquí, pues se ve muy solo”, indicó Vanessa.

Durante un recorrido por la zona, algunos ciudadanos indicaron que si bien en el día esta muy tranquila la zona, al caer la tarde esta se vuelve muy peligrosa.

Algunos propietarios de negocios aledaños aseguran que la situación facilita la presencia de delincuentes que se dedican al asalto de transeúntes; «es muy fácil actuar y tras cometer sus atracos huir sin ningún problema», apunta un vendedor.

“Si hemos sabido de algunos robos, principalmente de mujeres que caminan solas; se cometen en el puente peatonal que es obligado para quienes tiene que cruza la vía Alfredo del Mazo con destino a Ixtlahuaca”, agregó otro vendedor.

Generalmente, dijo, una mayor parte de los empleados de la zona comercial de Alfredo del Mazo, donde se encuentran varios centros comerciales, tiene que cruzar la zona y por ende, ya al caer la noche se vuelve en un gran peligro.

“Primero tienen que cruzar una mini plaza y luego subir los puentes, por lo que los delincuentes tienen prácticamente mucho tiempo para planear sus atracos y la falta de vigilancia, facilita más su actos delictivos”, declaró el comerciante.

Manifestó que la falta de mantenimiento a la zona, ha permitido que el alumbrado prácticamente se encuentre inservible y por ende, ya por la tarde noche, el riesgo de cruzar se convierta en más peligroso.

“No hay presencia policíaca en la zona por eso los delincuentes hacen de las suyas. Ni policías municipales ni estatales acuden a este lugar, quizá pueda darse vuelta una patrulla, pero desde las vías aledañas, pues no se bajan”, añadió uno comerciante ambulante que se coloca precisamente a la subida del puente peatonal.

Varios ciudadanos coincidieron en que esta zona requiere de más vigilancia o por lo menos que exista buena iluminación a fin de que los delincuentes la piensen antes de cometer sus robos.

“En una ocasión vimos como dos sujetos intentaron robarle su bolso a una jovencita, por fortuna varios nos dimos cuenta al momento que grito la joven y eso permitió que los delincuentes mejor huyeran”, añadió el vendedor.

“No sólo es esta zona, también en el bulevar Aeropuerto pasa lo mismo, inclusive en puentes de Paseo Tollocan, donde cruzar es ya un riesgo para los peatones”, declaró un ciudadano que cruzaba por este sitio.

Ante esta situación, hicieron un llamado a las autoridades para que primero le brinden mantenimiento a estos bajo-puentes y coloquen iluminación, pero además a las diferentes corporaciones policíacas para que de vez en cuando vigilan las áreas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.