Más de 72 mil muertes Covid se debieron a epidemia de obesidad y diabetes

En el marco del Día de Muertos, la organización de la sociedad civil recordó con una ofrenda a los mexicanos difuntos por la epidemia de obesidad y diabetes que flagela el país, que se agudizó debido a la pandemia de Covid.

En un acto realizado en el monumento a la Revolución, la organización escenificó un altar viviente de muertos con una familia mexicana que vestía trajes formados por etiquetas de las principales marcas de bebidas azucaradas y de comida chatarra, por la relación que el alto consumo de estos productos tiene en México con las epidemias de obesidad y diabetes.

Con vestimentas de las etiquetas de bebidas endulzadas como Coca Cola, comida chatarra y cereales, como Zucaritas, artistas representaron a una familia mexicana, compuesta por padres e hijos, víctimas de su consumo en un altar “viviente”.

“Con esta acción hacemos un llamado a impulsar las políticas que las administraciones anteriores se negaron a establecer contra estas epidemias por su profundo contubernio con las corporaciones de la comida chatarra y las bebidas azucaradas”, dijo Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor. Agregó que si bien en la actual administración se avanzó en la implementación de un etiquetado de productos procesados entendible para la población, aún está pendiente la prohibición de publicidad dirigida a la infancia y garantizar que su venta no regrese a las escuelas, entre otras medidas.

De acuerdo con el observatorio “Our world in data” México se encuentra dentro de los 25 países con mayores prevalencias de diabetes en el mundo. Según datos reportados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en el 2020 fallecieron cerca de 151 mil 19 personas en México a causa de la diabetes, más de tres veces lo reportado para el año 2000 (46,614) y cerca de 47 mil muertes más que lo reportado en el 2019 (104 mil 354).

COVID.

De acuerdo con cifras oficiales, del total de pacientes diagnosticados con COVID-19 en 2020, el 17.4% tenían diabetes, 14.5% hipertensión y 18.9% alguna enfermedad cardiovascular. Para el caso de muertes por COVID-19 en adultos de 20 años o más el 36.8% tenían diabetes.

“La pandemia por COVID-19 llegó a nuestro país en un contexto de una emergencia epidemiológica ya existente de obesidad y diabetes, en donde padecer estas enfermedades aumenta el riesgo de complicaciones y muerte al contraer la enfermedad por coronavirus”, refirió Alejandra Contreras coordinadora de la campaña de salud alimentaria de la organización.

La organización recordó que en los estados con mayores prevalencias de diabetes como Campeche, Tamaulipas, Hidalgo, CDMX y Nuevo León, se observó un 114% más riesgo de mortalidad por COVID-19 que en los estados con menores prevalencias de diabetes como son: Baja California Sur, Chihuahua, Quintana Roo, Chiapas y Jalisco.

Estos datos coinciden con lo reportado en otros países, por ejemplo, el estudio “Diabetes: A Collision and Collusion of Two Diseases”, realizado en EU, indicó que el 78% de los ingresos por COVID-19 en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), tenían diabetes. Mientras otro estudio, “Obesity and diabetes as high-risk factors for severe coronavirus disease 2019 (Covid)”, mostró que aquellos pacientes con diabetes que contrajeron COVID-19 tuvieron una mayor mortalidad (7.3%) en comparación con aquellos que no la padecían (2.3%).

La especialista añadió que se estima que a lo largo de la pandemia el 12.7% de las muertes por COVID-19 se atribuyen a la diabetes. “Entre las personas con diabetes que murieron por complicaciones con COVID-19 y el exceso de muertes por diabetes provocadas por las condiciones de la pandemia (falta de atención, alto estrés por deterioro de condiciones de vida) estimamos que 72 mil 97 muertes asociadas a la pandemia por coronavirus en 2020 se pudieron haber evitado si estas personas no hubieran tenido diabetes”.

Para esta epidemia no hay vacuna

La prevalencia de diabetes previamente diagnosticada en adultos mexicanos ha aumentado de 9.2% en 2012 a 10.6% en 2020. Sin embargo, si se incluyen aquellas personas que no cuentan con un diagnóstico previo, la prevalencia en 2020 aumentaría hasta el 15.7%. “Desafortunadamente no existe una vacuna que contribuya a disminuir la epidemia de obesidad y diabetes, estos padecimientos se desarrollan principalmente por lo que comemos y México es uno de los mayores consumidores de productos ultraprocesados y bebidas azucaradas en el mundo. Más del 80% de la población infantil y adulta consume bebidas azucaradas (ENSANUT 2018), la evidencia muestra que una a dos porciones al día de estos productos incrementa hasta un 26% el riesgo de desarrollar diabetes (Sugar-sweetened beverages and risk of metabolic syndrome and type 2 diabetes meta-analysis).

“La ingesta de bebidas azucaradas se asocia también al desarrollo de enfermedades cardiovasculares, principal causa de muerte en México”, señaló Paulina Magaña, coordinadora de la campaña de Salud Alimentaria de El Poder del Consumidor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.