Pruebas cosméticas con animales se castigarían con 7 años de prisión en la CDMX

Al lamentar que más de 115 millones de animales mueren debido a la tortura, reacciones o toxicidad de los químicos a los que son sometidos, el diputado de Morena, Nazario Norberto Sánchez, presentó una iniciativa con el fin de sancionar de 2 a 7 años de prisión a quien contrate, autorice, conduzca, participe o desarrolle pruebas cosméticas en animales. 

Al hacer uso de la voz en la sesión ordinaria del Congreso de la Ciudad de México, el legislador señaló que busca adicionar un artículo 350 Cuáter, al Código Penal para la capital.   

Expuso que también se agrega una fracción XXVI al Artículo 25 de la Ley de Protección a los Animales para prohibir por cualquier motivo “el uso de animales en cualquier tipo de investigación con el propósito de desarrollar productos cosméticos”, así como un capítulo VII Bis a la misma ley para señalar de manera específica aquellos productos que son considerados como cosméticos, en términos de la Ley General de Salud. 

Destacó que se busca armonizar en la capital las diversas reformas y adiciones en la Ley General de Salud aprobadas este año en las Cámaras de Diputados y Senadores para impedir que en cualquier estudio cosmetológico se lleven a cabo pruebas en estos seres, así como  prohibir, fabricar, importar o comercializar cualquier producto generado bajo esas condiciones. 

En esta propuesta, turnada a las Comisiones Unidas de Administración y Procuración de Justicia y la de Preservación del Medio Ambiente, Cambio Climático y Protección Ecológica y Animal, Nazario Norberto recalcó que la experimentación en animales es una realidad pese al debate entre la sociedad civil que está en contra y por otro lado la industria, quien directamente ejecuta estas prácticas en animales como conejos, aves, ratones, cuyos o ratas.

“Recordemos que nuestra Constitución Política reconoce a los animales como seres sintientes y por lo tanto, deben recibir un trato digno, además de que toda persona tiene el deber ético y obligatorio de respetar la vida y la integridad de los animales”, puntualizó.  

Finalmente, agradeció a los diputados que se suscribieron al proyecto de decreto y al mismo tiempo reconoció que estamos ante un cambio en nuestro estilo de protección y consumo, en donde hoy gracias a los avances de la comunidad científica contamos con métodos nuevos que contribuyen a transitar hacia estilos de vida más responsables y principalmente, de respeto a los derechos de los animales. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *