Entre la vida y la muerte: 6 prácticas de motociclistas que provocan tragedias

Presencia de fotógrafos en la autopista, que buscan la mejor imagen, de quien más audazmente reta a la velocidad y logra las mayores inclinaciones en las curvas;  consumo ocasional, por algunos motociclistas, de sustancias como alcohol y drogas, conocidas como “aflojacurvas”, para desinhibirse ante los riesgos y el miedo por la velocidad o los peligros del camino y ausencia de pericia en el frenado tanto en las curvas, en líneas rectas y ante incidentes imprevistos del camino o provocados por accidentes y el exceso de velocidad, son algunas de las prácticas riesgosas entre algunas comunidades de motociclistas.

Así lo reconocieron  motociclistas expertos en un diálogo con ciudadanas y ciudadanos  realizado este martes en el Consejo Ciudadano,que encabeza Salvador Guerrero Chiprés donde reconocen que muchos de los llamados “pisteros” voltean y posan  para la “foto” a pesar del riesgo de perder el equilibrio, pues saben que luego pueden descargar esas fotos y subirlas a redes sociales.

En la reunión también se detectó que el  cuerpo de las mujeres que son acompañantes es más vulnerable en la medida en que está desprovisto de equipo de seguridad y protección adecuado, incluso de casco, ya sea por la dificultad de conseguirlo en el mercado o por falta de responsabilidad.

Según reportes recibidos en el Consejo Ciudadano, hay una probable correlación entre el uso de motos robadas y la violación al reglamento de tránsito y los límites de velocidad en los “paseos” dominicales en esta vía.

Otra práctica riesgosa es la predominancia de una pseudocultura de machismo competitivo en cuyo contexto es más importante “morir haciendo lo que a uno le gusta” o “ir por la dosis de adrenalina”.

Ante estas prácticas, el Consejo Ciudadano y los motoclistas expertos llamaron a prohibir la presencia de fotógrafos en las autopistas y limitar la venta y consumo de alcohol a conductores de motocicleta, así como establecer puntos de alcoholímetro en casetas de peaje y en Tres Marías.

Asimismo implementar capacitación especializada para manejo en autopista, así como cursos de primeros auxilios, toda vez que el primer respondiente ante un accidente de motociclistas suele ser otro motociclista.

También concientizar sobre el uso de equipo de protección y seguridad para mujeres. Reivindicar abierta y determinantemente el empoderamiento de género en esta comunidad y denunciar el robo de motocicletas, como víctima o testigo, a las autoridades correspondientes en cada estado. Y evitar a toda costa su uso.

De igual manera promover y difundir el disfrute sano y respetuoso del motociclismo, como deporte y como parte de un ecosistema de movilidad en donde conviven peatones, ciclistas, automovilistas y transporte de carga y de pasajeros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.