Personas con discapacidad difícilmente encuentran empleo

La pandemia de la Covid-19 arrebató su empleo a 7 de cada 10 personas con discapacidad, indicó Luis Roberto Ortiz Ortega, activista y defensor de los derechos humanos de las personas con discapacidad, quien agregó que ante la emergencia sanitaria el conseguir un nuevo empleo es mucho más difícil para éste sector en la nueva normalidad.

Recordó que previo a la pandemia del Covid-19, ya era sumamente difícil que las personas con discapacidad fueran empleadas, situación que empeoró en los últimos 12 meses a causa del cierre de fábricas o empresas en general.

Agregó que las personas con movilidad disminuida o en silla de ruedas, son empleadas más fácilmente que aquellas que tienen discapacidad visual, auditiva o intelectual, y en algunas ocasiones incluso trabajan en puestos gubernamentales o en la iniciativa privada como recepcionistas.

«Hemos sabido de casos en los que los contratan como recepcionistas o incluso, hay profesionistas que por sus actividades laborales quedaron discapacitados, pero siguen ejerciendo su profesión. Hay alguna cierta facilidad para que se puedan emplear más fácilmente las personas que tienen movilidad disminuida», aseguró el activista.

En entrevista con El Sol de Toluca, Ortiz Ortega ejemplificó que para algunas personas con discapacidad, la aplicación y seguimiento de algunas medidas de protección puede llegar a ser complicado, hecho que afecta directamente al momento de buscar un nuevo empleo.

«Algunas medidas como el uso de gel antibacterial, la toma de la temperatura pueden ser una traba para las personas con discapacidad, por ejemplo para las que tienen discapacidad visual, todo esto en lugar de facilitar a éste sector lo ha afectado, porque no hay la cultura del saber qué pueden y qué no pueden hacer (las personas con discapacidad)», explicó el exdirector del Instituto Mexiquense para la Protección e Integración al Desarrollo de las Personas con Discapacidad.

¿Qué hace falta?

Luis Roberto Ortiz Ortega indicó que se requiere mayor conciencia y compromiso por parte de la autoridad estatal y los empleadores de personas con discapacidad, para analizar cuáles son los retos que enfrenta éste sector en el marco de la pandemia por Covid-19.

«Realmente es una situación complicada para las personas con discapacidad, que no se ha podido atender no solamente por las autoridades, sino por la población en general», aseguró el entrevistado, quien sugirió que la capacitación es clave importante para iniciar el proceso de inclusión.

Estadísticas

De acuerdo con el Censo de Población y Vivienda 2020, en el Estado de México hasta el año pasado había 2 millones 786 mil 679 personas con discapacidad, lo que representa un 16.4% de la población mexiquense y, de los cuales, el 53.3% son hombres y 46.7 mujeres.

De ese total, el 43.9% tiene imposibilidad de caminar, subir o bajar escaleras; el 46.8% no puede ver aun usando lentes; el 22.1% no puede oír aun utilizando un aparato auditivo; el 17.0% no puede vestirse, bañarse o comer por su cuenta; el 17.3% no puede recordar algo o concentrarse y el 14.4% no puede hablar o comunicarse.

De los poco más de 2.2 millones de mexiquenses con discapacidad, el 38.1% tiene entre 60 y 84 años; el 32.3% entre 30 y 59 años; el 11.7% entre 15 a 29 años; el 10.7% de 0 a 14 años y el 7.2% más de 85 años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.