¿Qué son, cuándo usarlos y cuánto cuestan los concentradores de oxígeno? Aquí te lo decimos

A diferencia de los tanques de oxígeno, los concentradores se nutren de lo existente en el medio ambiente por lo que no requieren ser recargados

Ante el repunte de contagios y hospitalizaciones en la entidad este tipo de aparatos se han convertido en una de las terapias más eficaces para tratar a personas con Covid-19 por lo cual la Cofepris emitió una serie de recomendaciones sobre su uso correcto.

De acuerdo con la dependencia, un concentrador de oxígeno es un dispositivo médico autónomo el cual se conecta a la electricidad y esta diseñado para tomar el aire del medio ambiente y concentrar el oxígeno hasta alcanzar las concentraciones terapéuticas requeridas para administrar al paciente.

Las recomendaciones más importantes son para prevenir cualquier efecto negativo en el uso de tanques y concentradores de oxígeno, ya que los contagios de Covid-19 han originado un incremento en la demanda de oxigenoterapia, ante la hipoxia provocada por la enfermedad.

¿Cuándo usarlos?
Utilizar el oxígeno suplementario únicamente bajo prescripción médica.
Usar concentradores de oxígeno que cuenten con un registro sanitario otorgado por la Cofepris, ya que han demostrado calidad, seguridad y eficacia y son estos los únicos que pueden comercializarse en el país.
Tener a la mano un oxímetro de pulso portátil para poder verificar de forma constante el nivel de saturación de oxígeno en sangre, cuyos valores normales son de 92% en adelante. Estos dispositivos también deben contar con registro de Cofepris.

Costos
Entre enero y noviembre del 2020, la importación de aparatos respiratorios de reanimación y terapia respiratoria, como son los concentradores de oxígeno y respiradores, aumentaron 296.2% en volumen al alcanzar los 21.5 millones de kilogramos, de acuerdo con datos del Siavi de la Secretaría de Economía.

Familiares de pacientes optaron por obtener concentradores de oxígeno, cuya renta cuesta entre 3 mil y 4 mil pesos mensuales, mientras que adquirirlo sale entre los 20 mil y hasta 55 mil pesos.

A diferencia de los tanques de oxígeno, que deben recargarse, los concentradores toman el oxígeno del medio ambiente y lo dan de forma más concentrada, por lo que no requieren ser recargados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.